La moda de lo picante ya ha llegado a nuestra vida y aunque en el picante no hay un punto medio (o lo odias o te encanta), cada vez somos más los que nos atrevemos a probarlo. Por eso hoy te damos algunas ideas para que te atrevas a introducir la especias picantes también en tu cocina. Hay muchas razones para utilizar picante. Además del gusto exótico que le darán a tus comidas y de potenciar su sabor, numerosos estudios científicos afirman que son beneficiosas para tu salud. Entre sus funciones mejoran la digestión, aceleran el metabolismo, eliminan la mucosidad, mejoran el ánimo y dan energía, mejoran la circulación y previenen el envejecimiento. ¿Cuál es tu excusa para no utilizarlas? Si aún no estás convencido del todo, te presentamos algunos platos fáciles de cocinar a los que les puedes dar un punto picante: ● Pizza de tomate, queso de cabra y jalapeños. ● Pollo con salsa mejicana y chiles jalapeños. ● Salmón con picadillo de ajos y guindillas. ● Lentejas con chile. ● Spaguetti con parmesano y guindilla. ● Tiritas de ternera con orégano, ajo en polvo, pimentón dulce y pimentón picante. ● Gambas con cayena, ajo, limón y albahaca. ● Caracoles picantes con ajo, guindilla, aceite, sal, perejil y agua o vino blanco. Un último consejo, no te emociones y eches más picante del necesario, añade poca cantidad y vete probando..