La canela es una especia con un punto exótico, irresistible a los sentidos, que no solo sirve para endulzar. Su consumo diario es sorprendentemente beneficioso para nuestro organismo y resulta muy sencillo incorporarla a nuestra dieta, por ejemplo espolvoreando una ligera cantidad sobre el café. Solo necesitas una cucharadita de canela al día para que en tu cuerpo se renueve. Ayuda con los problemas circulatorios La canela posee aceites esenciales, magnesio, flavonoides zinc y yodo. Estas sustancias favorecen la circulación de la sangre y la convierten es un efectivo anticoagulante. También ayuda a evitar la excesiva acumulación de plaquetas en la sangre y mantiene limpias las arterias, por lo que ayuda a evitar problema cardiovasculares. Es un remedio muy efectivo contra los dolores causados por la menstruación: tomarla en infusión es una excelente opción desde los días previos. Reduce los niveles de colesterol y regula el azúcar en sangre Según un estudio realizado en el Departamento de Nutrición Humana del centro de Investigación de Beltsville, Maryland, el consumo habitual de canela reduce los niveles de colesterol total y colesterol LDL (al que habitualmente llamamos “malo”) porque interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, impidiendo que se conviertan en grasa que iría a parar a las paredes arteriales. Según este estudio, con solo media cucharadita de canela al día se pueden reducir los niveles de colesterol. Además, en el mismo estudio se afirma que también se regulan los niveles de glucosa en sangre y puede mejorar la sensibilidad a la insulina.!